Porque todavía no pierdo la capacidad de asombro

lunes, octubre 23, 2006

Nuestras confirmaciones


Es para la U, por eso no es tan jugoso.


Hace seis años le pegué un puntapié en el derrière a mi hermana, seis años menor, en la lavandería de mi casa. Una hora después me estaba confirmando, cual santa, en la iglesia San Juan Bautista en Temuco. El motivo del ataque: me había roto un video de un grupo musical que me gustaba mucho ya que, según ella, toda la atención familiar estaba en mí y no en ella. En un acto de venganza, me rompió el video. En un acto de justicia, yo le pegué. Seis años más tarde mi hermana está apunto de confirmarse en la misma iglesia y, como la ocasión lo amerita, debe escoger a una madrina.

Somos dos hermanas solamente y desde el día en que me confirmé, a pesar del puntapié justiciero, supe o más bien asumí, que yo sería la madrina de mi hermana. Veía cómo mis amigos con hermanos mayores llegaban al altar con ellos y pensaba en la fortuna que ellos tenían al tener un hermano mayor. A mis 15 años entonces pensé: “Que suerte tiene la Monse al tener una hermana mayor, cuando ella se confirme yo podré ser su madrina”.

Mi familia es católica y los sacramentos son importantes. Somos todos bautizados, de primera comunión, confirmados, confesados, de misa dominguera y me quiero casar de blanco en una iglesia. Mezcla de tradición o convicción, no sé, pero son ceremonias importantes. Y al ser dos hermanas, toda la vida he pensado que yo seré la madrina de mi hermana en su matrimonio, de uno de sus hijos y por supuesto de la confirmación que se avecina. Es algo obvio para mí.

Pero para la Monse no es obvio. Y ahí empezaron los problemas. Frases como: “me pegaste una hora antes de confirmarte, eres una inconsecuente”, “no lo he pensado”, “no des todo por hecho, déjame ver a mí, no me obligues” opacaron mis ilusiones de ser madrina. La chica tenía por primera vez el sartén por el mango y lo sabía. Está bien. Monse 1 – Bárbara 0, pero justamente esta vez no se trataba de ganar. Para mí es realmente importante, es como un principio, nunca fue una meta. Quizás la sombra de la hermana mayor winner me jugó en contra esta vez. Me dio un poco de pena, pero después pensé “a lo mejor ya eligió en una amiga, ella tiene que ver”.

Ayer mi hermana me llamó por teléfono. “Cómo ya te habrás enterado por la mamá, mi confirmación es el 10 de noviembre”. Muy bien dije yo. “Bárbara, siempre fuiste mi única opción, no había pensado en nadie más, pero me da rabia que siempre des todo por hecho… ¿quieres ser mi madrina?”. En el fondo yo sabía. A lo mejor sí compartimos esos mismos principios. Por algo somos sólo dos.

6 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

y me tendras que traer un regalo obviamente, si esto no es chacota.
No me gustan las csoas de oro y me encanta la plata como sabras jaja just in case o me traes un librito o algo significativo, te quiero mucho y no como explicarte que no me gusta que des todo por hecho, siempre tienes por confirmado que eres la mejor en todo, y las csoas no son así, te lo digo para que no sufras.

Tu hermana 6 años menor
a cumplirse 6 años de la cicatrusacion de uno de los moretones mas garndes y morados y dolorosos de mis cortos 15 años,hablamos te quiero.

22 octubre, 2006

 
Blogger Bárbara dijo...

jajajajaja el mejor mensaje que has dejado en tu vida. Se entiende que lo último dice "cicatrización de uno de los moretones mas grandes, morados y dolorosos" ... no me creo la mejor. No seas tan exigente. besos tb para ti.

22 octubre, 2006

 
Blogger alesita dijo...

Yo tb fui la madrina de confirmación de mi hno. DE hecho, cuando me confirmé, lo di por hecho.... me tinca que mi hermano se sentía obligado a elegirme, pero al final en la ceremonia éramos todos hermanos grandes de padrinos. Mmm? En la prácnica no sé qué tanto se ve, pero fue chori y es algo más sombólico que otra cosa.

besitos flamante futura madrina!

Ale

27 octubre, 2006

 
Blogger michi dijo...

Oh1 no te había posteado en tu new looked blog! Me gusta! Te leí y todos los textos que incluyen a la Monse los encuentro graciosos.

Tengo que decirte algo. Hay un texto más antiguo cuando dices que la Monse no va a poder entrar a su restaurant favorito por la Ley Antitabaco. Oh! Me impacto. Nadie lo había mirado de esa forma.

Beso!

28 octubre, 2006

 
Blogger Rosario dijo...

Hoy me dieron ganas de ver tu blog, no sé muy bien por qué.
Lo importante es que fue muy lindo.
Qué suerte tienes de compartir ese cariño con tu hermana y qué bonito vivir con esas certezas.
Besos desde lejos y Felicitaciones!

29 octubre, 2006

 
Blogger maura dijo...

jaajja no son certezas!=O
y michi gracias por compartir el punto de vista al ser uno de mis restaurantes favoritos, pero no es taaan grave sempre hay maneras;) hoy rompimos las reglas con mi papa y mis abuelos y comimos en uno de fumadores:)

29 octubre, 2006

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

 

Contador Gratis